Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Las cerraduras son vitales, si de seguridad estamos hablando. Pero, en ocasiones es un problema y, por lo general nos desesperamos, hasta el punto de contratar a expertos, pagando altas sumas de dinero.
¿Te ha pasado que se ​​cierra una puerta y parece que no hay modo de abrirla? Antes de pagarle a un cerrajero para que te resuelva el problema, debes considerar la posibilidad de forzar la cerradura tú mismo. La mayoría de las cerraduras que tenemos en el hogar o en la oficina son de pasador simples y son fáciles de abrir con una ganzúa, con ganchos de cabello y con otros objetos que podrás ubicar en tu propia casa, y que le puedes brindar el uso que desees.
Sin embargo, tienes que tener en cuenta que todas las técnicas o métodos para abrir cerraduras de puertas o armarios requieren precaución, ya que puedes lastimarte o dañar la puerta.
En esta oportunidad, te demostraremos lo sencillo que es abrir un armario sin tener las llaves a la mano. Puedes seleccionar el método que mejor te parezca.
Maneras en que puedes abrir un armario sin llave.
Las cerraduras de los armarios no son tal complicadas como las otras puertas que tenemos en el hogar. Tal vez algunas de estas técnicas te parecerán un poco complicados o un poco bruscas, pero te aseguramos que en el momento de desesperación te puedan resolver el problema. Solo tienes que seguir al pie de la letra las instrucciones que a continuación te explicamos.
1. Utiliza gancho de cabello.
Si tienes un armario con cerradura simple. Estas son aquellas que sólo se debe empujar para que libere el mecanismo que mantiene la puerta cerrada. Las cerraduras simples como las que poseen los armarios, son sin duda, lo más sencillas de abrir, de tal manera que no se necesita de una llave.
Solo tienes que insertar las dos puntas del gancho de cabello, justo en medio del ojo de cerraduras. Debes moverlo en el sentido por donde abre; por lo general se abren girándolas a mano derecha. Si no recuerdas o no resulta, deberás moverla de lado y lado constantemente.
Este método también te funcionara con un gancho, que utilizamos para colgar la ropa. Debes seguir el mismo procedimiento del gancho cabello.
2. Utiliza uno clips de papel
Esta técnica también puede ser utilizada para otro tipo de cerraduras, ya sea de puertas o de armarios. Solo tienes que tener dos clips grandes de papel. Debes desdoblar los clips de manera que queden rectos. Un clip será tu llave de presión y este deberás doblarle la punta en forma de L. El otro clip los extremos deben quedar rectos para hacer la función de ganzúa.
Introduce el primer clip y has presión constante. Inserta el segundo clip y muévelo hacia arriba. El último clip tiene la finalidad de mover las barras metálicas internas, que son el mecanismo de seguridad y cierre de la cerradura. Al momento que ese mecanismo se mueva abrirá la puerta, ya sea del armario o alguna otra. El procedimiento es mucho más sencillo de lo que crees. Inténtalo y hazte un experto en el tema.
Algunas recomendaciones para finalizar
Cuando necesites forzar una cerradura, trata de escoger un método lo menos invasivo que puedas, debido a que podrías dañar la cerradura o si tu armario es de madera lo arruinaras. Ten en cuenta que el principal instrumento que necesitas es la paciencia, la mayoría de los métodos o sistemas para abrir una cerradura, en este caso de un armario o closet, requieren práctica para que se vuelva fácil emplearlos.

[Total:20    Promedio:3.4/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies