Seleccionar página

cerrajerostarragona.cloud
A cuantos no les ha pasado que por andar con prisa cierran la puerta dejando la llave metida en la cerradura del otro lado, es más común de lo que creemos, y nos resulta bastante incómodo puesto que es complicado realizar una apertura convencional de la cerradura, ya que aún teniendo la copia de la llave, muchas cerraduras cuando pasa esto y tienen una llave del otro lado, no pueden abrirse.
Pero existen métodos para intentar abrirla, y hoy te explicamos uno de los que pueden servirte en caso de que te ocurra este inconveniente.
Pasos a Seguir
El procedimiento que se presenta sólo sirve si la cerradura no tiene seguros pasados.
Lo principal y más convencional es intentar con una tarjeta de plástico.
Si la puerta no tiene ningún seguro, sólo bastara con introducir la tarjeta por la ranura, y empujar el pestillo, es un procedimiento bastante simple, solo que es conveniente que el marco de la puerta tenga una ranura suficiente amplia para poder llevar a cabo el procedimiento.
Otra forma de realizarlo es utilizando una botella de plástico de las que contienen refrescos de litro.
Lo primero que debes hacer tras adquirir la botella es cortar los extremos de esta hasta que solo te quede el cuerpo central de la botella, hazle una ranura por un lado, para que puedas estirarlo.
Posteriormente introduce la botella (cortada) por la ranura existente entre la puerta y el marco de esta, mueve de arriba abajo y de adentro hacia afuera, hasta lograr que el pestillo de la puerta ceda, y termine por abrirse.
En caso de quela estructura de la puerta no permita introducir ninguno de estos elementos que hemos recomendado, entonces irremediablemente deberás contactar a un cerrajero.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies